El Día contra la Desertificación se centrará en los consumidores que hacen inversiones acertadas en las tierras

NOTA DE PRENSA 

Bonn, 7 de febrero de 2018. El 30% de las tierras están degradadas y han perdido su valor real. El acaparamiento de tierras y la tendencia a abarcar tierras productivas de manera precipitada señalan el reconocimiento cada vez mayor de que el acceso a tierras productivas será crucial para la mejora en el futuro de la economía, la paz y la estabilidad.

El Día Mundial de Lucha contra la Desertificación (DMLD), celebrado en todo el mundo el 17 de junio de 2018, pondrá este año el acento en cómo los consumidores pueden regenerar economías, crear puestos de trabajo y revitalizar los medios de subsistencia y las comunidades, haciendo que los mercados inviertan en gestión sostenible de las tierras a través de nuestras elecciones de compra. 

Al desvelar el lema, Monique Barbut, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Secretaria Ejecutiva de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD), afirmó que “el eslogan de la campaña, `Las tierras tienen un valor real. Invierta en ellas´, recuerda que la tierra es un activo tangible con un valor cuantificable por encima del dinero en metálico. Este valor se está perdiendo por culpa de la degradación. Sin embargo, podemos incitar a los usuarios de las tierras a hacer uso de las prácticas de gestión de las mismas que mantienen las tierras productivas, simplemente con las decisiones que tomamos cada día a la hora de comprar lo que comemos, bebemos y vestimos”.

El trazado de los impactos de nuestras decisiones individuales llevado a cabo por la Perspectiva Global de la tierra  muestra la imagen real. Un análisis de los alimentos consumidos en la ciudad de Londres muestra que cerca del 80% de éstos son importados de otros países. La ocupación del espacio en los Países Bajos muestra que el país necesita cuatro veces su área terrestre para alimentar a su población. 

“Cada céntimo del consumidor determina el paradero de las inversiones del sector privado y del gobierno -bien hacia nuevas escenas de degradación de las tierras, bien hacia nuevas prácticas óptimas de uso de las tierras. No subestimemos cómo nuestras decisiones individuales transforman el mundo, hagamos elecciones prudentes con nuestras compras”, dijo Barbut. 

El objetivo de desarrollo sostenible que busca alcanzar la neutralidad en la degradación de las tierras antes de 2030 supone una reacción relevante ante estos desafíos. Ayudará a recuperar las tierras degradadas, detener el acaparamiento de tierras, luchar contra el cambio climático, mejorar la producción de alimento y proporcionar agua potable. 

La celebración internacional del Día será acogida por el Gobierno de Ecuador. Ecuador promueve el consumo inteligente y saludable y apoya el uso de prácticas de uso sostenible de las tierras, como la bioeconomía, que es un indicador de impacto del Plan de Desarrollo Nacional (2017-2020).

El Día Mundial de Lucha contra la Desertificación fue establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas hace 23 años para que fuera celebrado por todos los países y aumentar así la sensibilización ciudadana con respecto al estado y las acciones prioritarias tomadas a escala global y nacional para revertir la desertificación y la degradación de las tierras y fortalecer la respuesta a la sequía. 

Notas para los Editores